Donate

News

The latest from Compassion & Choices

Tres Grupos de Defensa de Massachusetts que Apoyan Medida Opciones para Fin de Vida Hacen Llamado a Legisladores para que Aprueben Propuesta Durante Sesión Postelectoral

Compassion & Choices, Death With Dignity National Center, Western Massachusetts Death with Dignity Hacen Declaración Conjunta

Citando un nuevo editorial del Boston Globe y una encuesta reciente de Massachusetts, tres grupos de defensa de cuidados de salud para el fin de vida, están haciendo un llamado a los legisladores estatales para que utilicen la sesión postelectoral y conviertan en ley, una medida de ayuda médica para morir, antes de finalizar este año.

Siete de cada 10 residentes de Massachusetts (70%) apoyan el End of Life Options Act o Medida Opciones para el Fin de Vida, que permite a los adultos con enfermedades terminales tener la opción de ayuda médica para morir y terminar pacíficamente con el sufrimiento insoportable de la persona, según una encuesta publicada en septiembre por Boston Globe-Suffolk University. Asimismo, una encuesta interna hecha por miembros del Medical Society of Massachusetts o Sociedad Médica de Massachusetts en 2017, mostró que sus médicos apoyan la Medida Opciones para el Fin de Vida, por un margen de 2-1. Un 62 por ciento apoya dicha propuesta y un 28 por ciento se opone a la legislación (consulte el cuadro de la página 9 en: www.massmed.org/Advocacy/State-Advocacy/MAID-Survey-2017/).

“COVID-19 ha traído a la luz la fragilidad de la vida, la tragedia de los seres queridos que se están muriendo solos en un hospital o en un asilo para personas mayores, sin el apoyo de los seres queridos. Asimismo, han salido a la luz los límites de la medicina moderna para aliviar el sufrimiento, especialmente al final de la vida,” dijo Kim Callinan, presidenta y directora ejecutiva de Compassion & Choices. “Hacemos un llamado a los legisladores estatales para que aprueben este proyecto de ley antes de que termine el 2020, y que los residentes con enfermedades terminales puedan tener la opción de morir pacíficamente en su hogar, rodeados de sus seres queridos”.

Los periódicos Boston Globe, Daily Hampshire Gazette, Berkshire Eagle y Greenfield Recorder, hicieron un llamado a la legislatura para que el End of Life Options Act o Medida Opciones para el Fin de Vida, se convierta en ley. El editorial del Globe publicado el domingo 6 de diciembre, concluyó lo siguiente:

“Al final de la vida, las personas deben tener la opción de elegir con dignidad y sufrir menos dolor. Hace ocho años, los votantes de Massachusetts rechazaron una propuesta que permite que los pacientes con enfermedades terminales pongan fin a sus vidas bajo sus propios términos, en vez de sufrir un dolor excruciante y una indignidad insoportable que puede dejar marcada a la persona en sus últimos días. La propuesta de ley para legalizar la práctica, se encuentra ahora ante el Comité de Financiamiento para los Cuidados de Salud y dicha medida merece ser aprobada. El hecho es que las cosas han cambiado  mucho desde el 2012. El Massachusetts Medical Society (MMS) o Sociedad Médica de Massachusetts, que en aquel entonces, por cuestión de razones éticas, dirigió la lucha en contra de la ayuda médica para morir, ha cambiado su postura y ahora se muestra oficialmente en posición neutral. La propuesta en sí también es diferente ahora, pues se le ha agregado un requisito de que los pacientes calificados sean sometidos a una evaluación de salud mental. Las actitudes sociales parecen estar cambiando”.

“Toda persona que enfrenta una enfermedad terminal debe tener derecho a tomar sus propias decisiones para el fin de vida. En un estado del país tras otro, donde las leyes de muerte con dignidad se han autorizado, se ha mejorado el manejo del dolor, así también como los cuidados paliativos u hospicio, como se conocen en Estados Unidos. Los pacientes también sienten tener control de su persona, aún y cuando lleguen o no, a hacer uso del medicamento para poner fin a su vida ”, dijo Peg Sandeen, directora ejecutiva del Death with Dignity National Center o Centro Nacional para la Muerte con Dignidad.

El Comité Conjunto de Salud Pública Conjunto aprobó en junio de este año, el  End of Life Options Act (H.4782/S.2745) o Medida de Opciones para el Fin de Vida (H.4782 / S.2745). La propuesta cuenta con decenas de patrocinadores, para que el Comité Conjunto de Financiamiento Público la considere por primera vez desde que el Representante Louis L. Kafka, presentó el proyecto de ley original en el 2011.

John Berkowitz, de Northampton, director del Western Massachusetts Death with Dignity o Centro para Muerte con Dignidad del Oeste de Massachusetts, dijo: “Maine y Nueva Jersey aprobaron una medida de ley similar el año pasado y Vermont lo aprobó hace siete años. Es hora de que Massachusetts se convierta ahora en el décimo estado, aparte de Washington D.C., en legalizar esta opción de muerte con dignidad para nuestros ciudadanos con enfermedades terminales que se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales”.

Otros partidarios del proyecto de ley incluyen el ACLU MASSACHUSETTSAIDS Action Committee of Massachusetts, Amherst Town Meeting, Boston Ethical Society, Cambridge City Council, Falmouth Board of Selectmen, Falmouth Jewish Congregation, Fenway Health, First Parish of Lexington Universalist Unitarian, Greater Boston Humanists, Greater Worcester Humanists, Lexington Board of Selectmen, Massachusetts Chapter of National Association of Social Workers (NASW), Northampton City Council, Provincetown Board of Selectmen y The Unitarian Universalist Fellowship of Falmouth.

“El COVID-19 le ha abierto los ojos a las personas sobre los límites que tiene la medicina moderna para aliviar el sufrimiento de los pacientes con enfermedades terminales, por lo que suplico a nuestros legisladores que aprueben este año, la medida compasiva”, dijo el Dr. Roger Kligler, médico jubilado de Falmouth, quien padece cáncer de próstata incurable, y que ha testificado repetidamente ante el Comité Conjunto de Salud Pública, en apoyo al End of Life Options Act. “Cada año que la legislatura no aprueba este proyecto de ley tan popular, significa simplemente que más residentes de Massachusetts con enfermedades terminales, sufrirán innecesariamente en el inevitable fin de sus vidas”.

El Massachusetts Medical Society (MMS) o Sociedad Médica de Massachusetts, testificó ante el Comité Conjunto de Salud Pública, en la audiencia de junio del 2019, sobre el proyecto de ley, detallando su política de “compromiso neutral” en la práctica de la ayuda médica para morir: “El MMS apoyará a sus miembros con respecto a las consideraciones clínicas, éticas y legales de la ayuda médica para morir, a través de educación, defensa y/o  la provisión de otros recursos”.

No existen casos documentados de uso indebido relacionados con la ayuda médica para morir en las 10 jurisdicciones de Estados Unidos, donde la ley ha sido autorizada en las últimas dos décadas, comenzando con Oregón en 1997.  Las otras nueve jurisdicciones incluyen ocho estados: California (2015), Colorado (2016 ), Hawaii (2018), Maine (2019), Montana (2009, a través de un fallo de la Corte Suprema de Montana), Nueva Jersey (2019), Vermont (2013), Washington (2008), así como Washington, D.C. Colectivamente, estas diez jurisdicciones representan más de uno de cada cinco (22%) residentes de Estados Unidos.


Top