Donate

News

The latest from Compassion & Choices

Gobernadora de Nuevo México Firma Medida Histórica de Ayuda Médica para Morir

Nuevo México se Convierte en la Onceava Jurisdicción en Permitir Opción de Cuidados de Fin de Vida Pacíficos

Residentes de Nuevo México con enfermedades terminales y familiares cuyos seres queridos murieron en agonía innecesariamente, aplaudieron a la Gobernadora Michelle Lujan Grisham mientras la observaban firmar hoy, la histórica y bipartidista Elizabeth Whitefield End-of-Life Options Act (HB 47) (Medida De Opciones para Fin de Vida Elizabeth Whitefield), para convertirla en ley. Nuevo México se convertirá en el décimo estado y la onceava jurisdicción que permite la ayuda médica para morir como una opción compasiva para los adultos con enfermedades terminales que se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales. La ley entrará en vigor el 18 de junio.

“Esta ley es un logro monumental para los residentes de Nuevo México con enfermedades terminales, quienes han luchado hasta su último aliento para ampliar y mejorar las opciones de cuidados de fin de vida en Nuevo México”, dijo Kim Callinan, presidenta y directora ejecutiva de Compassion & Choices Action Network. “También marca un momento histórico para el movimiento: legisladores de Nuevo México consideraron la evidencia y datos acumulados por más de 50 años de los estados autorizados. Diseñaron una medida innovadora que permitirá que más pacientes que reúnen los requisitos, tengan la capacidad de acceder a la ley, mientras que a la vez se protege a las poblaciones vulnerables.”.

“Se ha invertido mucho trabajo y se han derramado muchas lágrimas para que se aprobara el “Elizabeth Whitefield End-of-Life Options Act’, dijo la Representante Debbie Armstrong, patrocinadora principal de la medida de ley. “Pero hoy, todo eso valió la pena, al saber que los residentes de Nuevo México con enfermedades terminales que se encuentran en pleno uso de su facultades mentales, tendrán ahora la opción de elegir la ayuda médica para morir. Al firmar la HB 47, la Gobernadora Michelle Lujan Grisham está fortaleciendo a las personas para que al final de sus vidas, puedan tomar decisiones propias para morir “.

Anterior a la presentación de la medida de ley ante la legislatura, los defensores del New Mexico End-of-Life Options Coalition, Compassion & Choices y Compassion & Choices Action Network, trabajaron un maratón de horas para aprobar tres resoluciones municipales en apoyo de la ayuda médica para morir y obtuvieron el respaldo de organizaciones locales. Asimismo, se presentaron ante grupos médicos y al público e identificaron a personas que contaran sus historias,  para darle un rostro humano al tema.

“Durante las audiencias legislativas, los residentes de Nuevo México compartieron historias emocionalmente dolorosas sobre el sufrimiento que tuvieron sus seres queridos con enfermedades terminales, antes de morir”, dijo Elizabeth Armijo, Directora Nacional de Defensa de Compassion & Choices Action Network. “Otras personas de Nuevo México y utilizaron sus últimos días de vida sin saber si tendrían acceso a esta opción por la que tanto lucharon. Su valentía y determinación son los pilares inquebrantables de esta campaña “.

Elizabeth Whitefield, una juez y abogada de derecho familiar de Albuquerque durante muchos años, y cuya ley lleva su nombre, no vivió suficiente tiempo para testificar en nombre de la medida de ley en el 2019. Ella murió en el 2018, dolorosamente tal y como ella temía.

“Estaba tan asustada y aterrorizada”, dijo Paul Thorne, su esposo durante 33 años. “Sus ojos eran grandes como los platos, sus bracitos estaban delgados con todos esos moretones por los medicamentos, mientras me buscaba y me decía “’Paul, ayúdame, ayúdame “.

Jorge Otero, un ingeniero de sistemas de Albuquerque, agradeció a los legisladores por tomar medidas para honrar la muerte dolorosa de su padre, por un cáncer.

“El sufrimiento de mi padre no fue en vano”, dijo Jorge Otero. “Su historia ayudó a marcar la importancia de aprobar esta medida de ley compasiva, para que otros residentes de Nuevo México no se vean obligados a sufrir como él sufrió”.

Glenn Buckland  de Rio Rancho, murió de leucemia de células plasmáticas, a sólo 16 días antes de la firma del proyecto de ley. Durante su último testimonio que dio el 1 de marzo ante el Comité de Salud y Asuntos Públicos del Senado, les dijo a los legisladores que él había suspendido todo tratamiento médico, después de 23 meses de quimioterapia. Sus últimas palabras durante la audiencia fueron: “Por favor voten por la HB 47″.

El Elizabeth Whitefield End-of-Life Options Act (HB 47) de Nuevo México incluye disposiciones que son clave para la ley de ayuda médica para morir, la cual garantiza que los pacientes que reúnen los requisitos, podrán tener acceso a la ley:

  • Permite que las enfermeras registradas de práctica avanzada y los asistentes de médicos apoyen a sus pacientes al servir como clínicos o médicos de consulta.
  • Agiliza el período de espera para recibir medicamentos de ayuda para morir, a 48 horas y le proporciona al proveedor médico que prescribe medicamentos, la opción de renunciar al período de espera, si es probable que la persona muera antes de que expire el período de espera.
  • Clarifica que si un proveedor de cuidados médicos se opone a la ayuda médica para morir, debe informar a la persona, y ya sea que la refiera a un proveedor de cuidados médicos que sí pueda hacerlo y esté dispuesto a cumplir la solicitud de la persona, o refiera al paciente a una entidad médica para que lo ayuden con la búsqueda de ayuda médica para morir.

La encuesta nacional de Gallup más reciente, realizada en mayo del 2020, pocos meses después de que COVID-19 se convirtiera en una pandemia, muestra que el 74% de los estadounidenses apoyan la ayuda médica para morir. Esto significa un incremento de seis puntos del 66% de apoyo en la encuesta de Gallup hecha en mayo 2019 antes de la pandemia.

“Estamos agradecidos con la gobernadora Lujan Grisham quién escuchó las voces de nuestra comunidad de Nuevo México, así también como los defensores voluntarios y narradores de historias,  durante los últimos cinco años que se llevaron para llegar a esta victoria”, agregó Armijo. “Los esfuerzos colectivos de nuestra comunidad fueron abrumadores”.

Han pasado 27 años desde que Oregón se convirtió en el primer estado en promulgar una ley de ayuda médica para morir en 1994. En conjunto, hay más de 27 años de evidencia combinada y datos acumulados sobre ayuda médica para morir, que ha sido autorizada en otras 10 jurisdicciones, además de Nuevo México: California, Colorado, Hawai, Maine, Montana, Nueva Jersey, Oregón, Vermont, Washington y Washington, D.C.  Actualmente,  mas de uno de cada cinco estadounidenses (22%) tienen acceso a esta opción compasiva de cuidados de salud para el fin de vida.

Compassion & Choices está compuesta de dos organizaciones que mejoran la cuidados de salud y amplían las opciones para el fin de vida: Compassion & Choices (501 (c) (3)), educa,  capacita, defiende y aboga.  Compassion & Choices Action Network (501 (c) (4)), se centra exclusivamente en la legislación, las campañas electorales y el trabajo electoral limitado.

Patrocinado por Compassion & Choices Action Network.


Top