Donate

News

The latest from Compassion & Choices

Campaña Exhaustiva Para Que Se “Autorice la Ayuda Médica Para Morir AHORA” Revela 1 de 50 Razones Convincentes Dirigidas al Que Pase la Medida en el 2020

Florrie Burke, Viuda de la Galardonada Cineasta de Nueva York Barbara Hammer: Aprueben el Proyecto de Ley Para Que Los Momentos Finales Una Vida Bien Vivida No Termine en Agonía;

La Presidenta y Directora Ejecutiva de Compassion & Choices, Kim Callinan, unida a defensores y legisladores, inició la campaña exhaustiva 2020 con una conferencia de prensa en el Capitolio, la cual reveló la primera de 50 Razones para que se “Apruebe la Ayuda Médica para Morir AHORA”. Compassion & Choices promoverá una poderosa historia personal en cada día de sesión legislativa a partir del día de hoy, hasta el 2 de junio próximo. Cada historia resalta e ilustra una razón convincente para que legisladores aprueben el proyecto de Ley de Ayuda Médica para Morir (A.2694/S.3947).

La primera razón proviene de Florrie Burke, residente de la ciudad de Nueva York, y viuda de la Galardonada Cineasta, Barbara Hammer, quien murió el año pasado de un cáncer de ovarios, después soportar valientemente,12 años de dolorosos tratamientos, incluyendo 100 sesiones de quimioterapia, cirugías múltiples, radiaciones, inmunoterapia, así como los efectos dolorosos de esta enfermedad.

“Fue traumático ver morir al amor de mi vida, en una angustia prolongada sin poderla ayudar, porque no había nada que yo podía hacer para aliviar su sufrimiento, a pesar de que tenía ella disponible los mejores cuidados de hospicio. En sus últimos meses de vida, Bárbara le pidió a la Legislatura que aprobara la medida de ayuda médica para morir. No lo hicieron y Bárbara sufrió al final”, dijo Burke.

“¿Mi razón para que se apruebe ahora la medida de ayuda médica para morir? Para que después de más de 30 años de una vida vibrante en union, nadie deba recordar los momentos finales de una vida bien vivida, como los que se vivieron en agonía. La Legislatura tiene el poder de prevenir que otros neoyorquinos sufran ahora. Deben aprobar ahora el proyecto de ley de Ayuda Médica para Morir”.

Hammer no es la única defensora de la medida de Ayuda Médica Para Morir que murió con un sufrimiento innecesario.  Un nuevo video incluye a Hammer y a otros cuatro neoyorquinos con enfermedades terminales que fallecieron abogando por esta medida de ley compasiva, desde que se introdujo por primera vez en el  2015: Miguel Carrasquillo, Youssef Cohen y Jay Kallio murieron en el 2016, y Bernadette Hoppe murió en el 2019. Puede ver el video y leer el guión aquí.

“John y yo estuvimos agradecidos por los cuidados excelentes que él recibió de los proveedores de cuidados de salud, quienes le brindaron cuidados paliativos y servicios de hospicio exhaustivos,” dijo Kyra Te Paske, residente de Albany, cuyo esposo de 69 años de edad, John Ostwald, murió en octubre pasado, después de sufrir una horrible pesadilla durante un año, por un cáncer de páncreas en etapa 4 que rápidamente hizo metástasis a sus pulmones e hígado, y finalmente a sus huesos. “Pero el hecho es que John no respondió bien a los medicamentos y a menudo se agitaba y permanecía con mucho dolor. El alucinaba y se necesitaba restricción corporal  para que no se quitara la intravenosa que estaba conectada a un puerto en su pecho. El me dijo: “Quiero la opción de ayuda médica para morir cuando yo la pida”.

“Durante los últimos cinco años, legisladores de Nueva York han ignorado este proyecto de ley de ayuda médica para morir, mientras cientos de neoyorquinos han fallecido, sufriendo innecesariamente. En contraste, legisladores de otros cinco estados, así como Washington, D.C., han actuado, autorizando una medida de ley casi idéntica’, afirmo Callinan. “Ha llegado el momento de que la legislatura de Nueva York le envíe al Gobernador Cuomo, el proyecto de ley que él solicitó. Los neoyorquinos con enfermedades terminales deben tener la misma tranquilidad que tienen sus vecinos de Vermont y Nueva Jersey”.

“Estas historias de neoyorquinos con enfermedades terminales que sufren innecesariamente al final de vida, representan a un sin número de neoyorquinos, cuyos seres queridos murieron en agonía, pero que no desean compartir públicamente su historia porque los obliga a revivir el trauma nuevamente”, dijo Corinne Carey, Directora de Campaña de Compassion & Choices en Nueva York. “Muchos más neoyorquinos morirán sufriendo innecesariamente a menos que la Legislatura apruebe ahora esta ley compasiva”.

Durante la última semana, Compassion & Choices ha saludado a legisladores y personas que visitan el Edificio de Oficina Legislativa, presentando una nueva exhibición educativa, que muestra perfiles de líderes locales y nacionales del movimiento de cuidados para fin de vida.  Se Incluyen al Obispo, Desmond Tutu y a otros líderes religiosos; a defensores reconocidos a nivel nacional, y lo más importante, incluyen las historias de los neoyorquinos: aquellos que padecen enfermedades terminales y buscan ayuda médica para morir, así como aquellos que murieron mientras hacían un llamado a la Legislatura para que se aprobara el proyecto de ley de Ayuda Médica para Morir, desde que fue presentado en el  2015. Una copia de todo el material en la pantalla educativa se pueden ver aquí.

El Deseo de la Autonomía del Paciente para Fin de Vida Es Universal

Estos Neoyorquinos Murieron Mientras Pedían a la Legislatura Neoyorquina que Aprobaran el Proyecto de Ley

Desde que comenzó el año 2020, los automovilistas que se acercan al Capitolio Estatal vía la I-787 Norte, han observado este cartel:

56% de médicos y 63% de votantes están de acuerdo que se autorice la Ayuda Médica Para Morir AHORA

Dan Díaz, esposo de Brittany Maynard, quien fuera defensora de la ayuda médica para morir en California, falleció pacíficamente por un cáncer cerebral en noviembre de 2014, gracias a la ley de ayuda médica para morir de Oregon: Díaz ha estado en Albany toda la semana reuniéndose con legisladores. El ha dedicado una gran cantidad de tiempo en los últimos cinco años, desde la muerte de Brittany, y lejos del hogar que amaban él y su esposa en Alamo, California, tratando de asegurar que otras personas  no tengan que mudarse para tener acceso a la ley de ayuda médica para morir. La legislatura de California, inspirada por la defensa de Brittany, autorizó la ayuda médica para morir en el 2015.

“Le hice una promesa a Brittany justo antes de que muriera, de que continuaría yo con su legado abogando por leyes de ayuda médica para morir en todo el país, para que ninguna persona con enfermedad terminal tenga que sufrir innecesariamente al inevitable final de la vida”, dijo Díaz. “Cuando les explico personalmente a los legisladores y a los residentes de Nueva York, de cómo esta opción le permitió a Brittany evitar los síntomas brutales que el cáncer cerebral le estaba causando y de que ella pudo morir pacíficamente en su sueño; esto les abre los ojos y corazones para poder ver la necesidad de esta ley compasiva”.

La encuesta más reciente de la Universidad de Quinnipiac sobre la ayuda médica para morir, mostró que los votantes de Nueva York apoyan dicha opción con un margen de más de 2-1 (63-29 por ciento). Prácticamente todos los grupos demográficos que fueron medidos en la encuesta: afiliación política, etnicidad, religión, género, nivel de educación y edades – apoyaron la ayuda médica para morir. Una encuesta de médicos de Nueva York, elaborada por la ampliamente respetada Medscape/WebMD que fue publicada el año pasado, mostró que el 56 por ciento de los médicos apoyan la ayuda médica para morir. Su apoyo aumentó al 67 por ciento, cuando se les informó sobre los detalles y salvaguardas incluidas en la medida de ley.

Adicionalmente, la Academia de Médicos Familiares de Nueva York, que representa a más de 6,000 médicos y estudiantes de medicina en todo el estado, apoya firmemente la ayuda médica para morir, cuando originalmente se habían opuesto a dicha opción. Como Presidente, la Dra. Barbara Keber, escribió recientemente al Gobernador Cuomo: “Los médicos familiares son bendecidos con la oportunidad única del cuidado de los pacientes y sus familias durante toda una vida, literalmente casi desde la cuna, hasta la tumba. Apoyar para que se autorice la ayuda médica para morir, es acorde con el deseo del médico familiar de capacitar a nuestros pacientes en su búsqueda de bienestar, de su manejo de una enfermedad crónica, y para tomar la difícil decisión de terminar con el sufrimiento cuando enfrentan a una enfermedad terminal”.

Betty Rollin, periodista ganadora del Emmy y ex corresponsal de NBC News, también es autora del libro Best Seller en 1985, Last Wish, que trata de la súplica que le hace su madre Ida, para ayudarle a morir pacíficamente, y el acto de Betty de cumplir con los deseos de su madre para fin de vida.  Hoy, el esposo de Betty se enfrenta a un diagnóstico de cáncer terminal, y si la Legislatura del Estado de Nueva York no actúa, puede enfrentar las mismas opciones sombrías que su madre vivió hace más de 30 años.

“Al final, mi madre dijo: “No tengo miedo a morir, pero tengo miedo a esta enfermedad, de lo que me está haciendo … Nunca hay un alivio verdadero  ahora. Solo hay náuseas, dolor y desesperanza. Pudimos ayudarla, y verla morir fue como ver a alguien que amas, atravesar el muro de una prisión. Estaba muy agradecida de poder escapar, y nosotros estábamos muy agradecidos también de que lo haya logrado”, dijo Rollin. “Mi esposo y yo tenemos ahora 83 y 84 años de edad, respectivamente. El padece de cáncer de colon etapa 4. Nuestras vidas han sido afortunadas y estamos agradecidos. Podemos seguir siendo afortunados y morir en nuestro sueño. Pero no contamos con eso y si cualquiera de los dos llegáramos al punto donde queremos morir con la ayuda de un médico, no podemos tener esa ayuda. Ni tampoco la tiene nadie más que suele vivir en el estado de Nueva York. Eso debe cambiar este año”.

La medida de Ayuda Médica para Morir de Nueva York tiene más de 50 patrocinadores legislativos, incluyendo a los Presidentes de los Comités de la Asamblea y Comités de Salud de Senado. Cuenta con el apoyo de: New York State Academy of Family Physicians, League of Women Voters of New York State, New York Civil Liberties Union, New York State Public Health Association, Statewide Senior Action Council, Gay Men’s Health Crisis, Harlem United, Latino Commission on Aids, Latinos for Healthcare Equity, entre muchas más organizaciones.

La Senadora Diane Savino (D-Staten Island), principal patrocinadora en del Senado del proyecto de ley, dijo: “El derecho de terminar pacíficamente con el sufrimiento insoportable al inevitable fin de vida, deberá ser una opción disponible para cualquier adulto con una enfermedad terminal y que se encuentre en pleno uso de sus facultades mentales.  Los neoyorquinos deben tener la misma opción de ayuda médica para morir y evitar sufrimientos innecesarios al final de sus vidas, así como la opción que tienen nuestros vecinos de Nueva Jersey y Vermont. Debemos hacer esta ley, una realidad en Nueva York en el 2020. Demasiados neoyorquinos están sufriendo en el fin de vida. Esto es Nueva York, y el status quo es inaceptable”,

La Asambleísta Amy Paulin (D-Westchester), principal patrocinadora de la Asamblea del proyecto de ley, dijo: “El horrible sufrimiento que presencié con mi hermana al final de su vida, es algo que permanecerá conmigo todos los días por el resto de mi vida. Nadie debe verse obligado a sufrir como ella. Es por eso que aprobar este proyecto de ley para este año, es una de mis principales prioridades. Me voy a asociar con mis colegas legislativos y con el gobernador, para entregarle en nombre de las dos terceras partes de los neoyorquinos que apoyan la ayuda médica para morir. Ahora es el momento de que se autorice”.


Top