Donate

News

The latest from Compassion & Choices

Cámara de Representantes de Nuevo México Autoriza Medida de Ley de Ayuda Médica para Morir Por Primera Vez

Medida Elizabeth Whitefield End of Life Options Act Pasa Ahora al Senado

Compassion & Choices Action Network elogió hoy a la Cámara de Representantes de Nuevo México, por aprobar un proyecto de ley que permitiría a los adultos con enfermedades terminales y en pleno uso de sus facultades mentales, la opción de solicitar y obtener un medicamento recetado que elijan tomar para terminar con el sufrimiento insoportable y morir pacíficamente.

La Cámara de Representantes aprobó la medida de ley compasiva Elizabeth Whitefield End of Life Options Act HB 47, con un voto de 39-27.  La legislación pasa ahora al Senado.

Es la primera vez que el Pleno de la Cámara de Representantes vota sobre la ayuda médica para morir. En el 2019, dicha medida fue aprobada por el Comité de Salud y Servicios Humanos de la Cámara, el Comité Judicial, el Comité de Asuntos Públicos del Senado, pero no fue escuchada por el Pleno de la Cámara de Representantes, ni tampoco por el Senado. 

La Representante Debbie Armstrong, patrocinadora principal del HB 47,  ha trabajado por años, para darle la opción de ayuda médica para morir a los residentes de Nuevo México con enfermedades terminales. Armstrong abrió el debate, hablando sobre su suegro, quien sufrió dolores insoportables antes de su muerte por cáncer. También recordó a su amiga, Patty Jennings, ex senadora de Nuevo México. Ella murió en el 2009 por cáncer de mama en etapa IV que se extendió al cerebro.

Contuvo las lágrimas al hablar de su hija Erin, diagnosticada hace 20 años con cáncer de tiroides metastásico de inicio en la niñez. La Representante Armstrong dijo que la medida de ley se convirtió muy personal para ella, desde el 2019, cuando le regresó el cáncer agresivo a su hija, que se ha extendido a los huesos, pulmones, hígado y al cerebro.

“Mi hija está luchando por vivir, al igual que Patty”, dijo la Representante Armstrong. “No sabemos cuánto le queda por vivir… Las personas con las que yo hablo en todo el estado, no quieren morir con dolor. Quieren reunir a sus amigos, familiares y tomar medicamentos para dormir y morir en paz. Tengo temor de que mi hija muera, pero temo aún más, a su sufrimiento”.

La pandemia del COVID-19 no detuvo a los residentes de Nuevo México por todo el estado, de participar en las audiencias virtuales que se llevaron a cabo este mes ante la Cámara de Representantes. Uno por uno, compartieron historias dolorosas sobre sus seres queridos con enfermedades terminales, así también como el sufrimiento doloroso que tuvieron antes de su muerte.

“La aprobación de la Cámara de Representantes sobre esta medida de ley compasiva, es un paso monumental para los residentes de Nuevo México con enfermedades terminales. Ellos desesperadamente necesitan que la legislatura apruebe ahora mismo esta medida de ley, antes de que sea demasiado tarde”, dijo Elizabeth Armijo, Directora Nacional de Defensa de Compassion & Choices Action Network.  “Tenemos la esperanza de que el Senado tenga como prioridad, aprobar el Elizabeth Whitefield End of Life Options Act, antes de la fecha límite del 20 de marzo”.

Las siguientes organizaciones han respaldado la medida de ley de ayuda médica para morir de Nuevo México:  ACLU de Nuevo México, Equality New México, Health Action New México, New México Nurse Practitioner Council, National Association of Social Workers New México, NAACP Albuquerque, New México Psychological Association, New México Public Health Association, Nuestra Salud New México y Transgender Resource Center of New México. Las siguientes organizaciones estatales han eliminado su oposición a la ayuda médica para morir:  New México Association for Home & Hospice Care (NMAHHC), Greater Albuquerque Medical Association (GAMA) ) y la New México Medical Society (NMMS).

Aún y cuando no han habido encuestas en Nuevo México sobre la ayuda médica para morir desde el 2012, Gallup realizó una encuesta en mayo del 2020, pocos meses después que el COVID-19 convirtiera en una pandemia. Dicha encuesta, muestra que el 74% de los estadounidenses apoyan la ayuda médica para morir. Esto significa un incremento de apoyo de seis puntos, comparado con el 68% registrado en la encuesta de Gallup en mayo del 2019, hecha antes de la pandemia.(consulte la pregunta 15 de la página 2).

No existe un sólo caso documentado de uso indebido de la ley desde 1997, dentro de las 10 jurisdicciones han autorizado la ayuda médica para morir: California, Colorado, Hawaii, Maine, Montana (a través de un fallo de la Corte Suprema del estado), Nueva Jersey, Oregón, Vermont, Washington y Washington, D.C.

En conjunto, hay 22 años de experiencia con la ayuda médica para morir, desde que se promulgó la primera ley en Oregón. Adicionalmente, tienen más de 40 años combinados de evidencia y datos acumulados de leyes de ayuda médica para morir que han sido aprobadas en las otras nueve jurisdicciones. Hoy en día, más de uno de cada cinco estadounidenses, (22%) tienen acceso a esta opción compasiva para el fin de vida.

Compassion & Choices está compuesta de dos organizaciones que mejoran la cuidados de salud y amplían las opciones para el fin de vida: Compassion & Choices (501 (c) (3)), educa, capacita, defiende y aboga.  Compassion & Choices Action Network (501 (c) (4)), se centra exclusivamente en trabajo legislativo, campañas electorales y trabajo electoral limitado.

Patrocinado por Compassion & Choices Action Network.


Top