Donate

News

The latest from Compassion & Choices

Tribunal Federal de Apelaciones Concuerda con Compassion & Choices de California que “Muerte Cerebral” es considerada como “Muerte”

Compassion & Choices Presentó Escrito de Demanda Impugnando Decisión de Hospital en Los Ángeles de Suspender el Soporte Vital Artificial para un Menor Legalmente Muerto

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos, afirmó la desestimación de una demanda en el Tribunal Inferior, que buscaba quebrantar la definición legal en California de “muerte cerebral” como “muerte”.

En el 2018, Compassion & Choices presentó un amicus brief o escrito amicus en el caso Jonee Fonseca et al v. Karen Smith et al, defendiendo la definición legal de California de “muerte cerebral” como “muerte. La demanda fue impugnada debido a una decisión que tomó Children’s Hospital of Los Angeles, de suspender el soporte vital artificial para un menor con muerte cerebral.

La madre del menor fallecido, así como un grupo de personas que se oponen a la ayuda médica para morir y a los derechos reproductivos, presentaron la demanda ante la Corte Federal de Apelaciones, en octubre del 2017. Un juez federal desestimó previamente la demanda en marzo del 2017, la cual fue presentada en nombre de Jonee Fonseca, madre de Israel Stinson, y Life Legal Defense Foundation o Fundación para la Defensa Legal de la Vida, la cual está representada por el Pacific Justice Institute o Instituto de Justicia Legal Pacífica. Los demandantes afirman que la Dra. Karen Smith, directora del Departamento de Salud Estatal, debió impedir la suspensión del soporte vital artificial de Israel en agosto del 2016, aún y cuando una orden judicial estatal declaró que el menor se encontraba legalmente muerto, por lo que su soporte vital artificial debía terminar.

La opinión no publicada del Noveno Circuito sostiene la conclusión del Tribunal Inferior, que los demandantes no reúnen los “requisitos de hechos causados por una lesión, o actos causales que llenen los requisitos de rectificación” para sostener la impugnación ante California’s Uniform Determination of Death Act (CUDDA) o Ley Uniforme de Determinación de Muerte de California. Teóricamente, los demandantes podrían apelar este fallo ante la Corte Suprema de los Estados Unidos, pero históricamente la Corte más alta de la nación, rara vez considera las decisiones de la Corte Inferior que no son publicadas. 

En el fallo del Noveno Circuito, el tribunal concluyó lo siguiente: “California ha definido la “muerte cerebral” como ”muerte”, desde 1974 … ocho años antes de que se adoptara CUDDA en 1982. Es por eso que los médicos pueden tomar exactamente las mismas decisiones médicas con respecto a la definición de muerte, sin utilizar dicha ley CUDDA. Ver el fallo en la página 5, aquí : https://compassionandchoices.org/wp-content/uploads/2020-09-17-Dkt.-52-1-Fonseca-v.-Smith-CA9-Mem-Dispo-Affirming -Jmt-wm.pdf).

El escrito amicus de Compassion & Choices hizo un llamado a la corte de apelaciones, para defender la desestimación del Tribunal Inferior y concluyó: “el consenso moderno de que la muerte cerebral es una muerte real, proviene de años de estudios minuciosos y recomendaciones hechas por dedicados investigadores médicos y legales, con el apoyo del American Medical Association o Asociación Médica de Estados Unidos, The American Bar Association o Asociación  de la Barra de Abogados de Estados Unidos y el National Conference of Commissioners on Uniform State Laws o Conferencia Nacional de Comisionados sobre Leyes Uniformes Estatales.

“Nos complace que la corte de apelaciones confirmó la desestimación de la corte inferior y que el estándar legal ampliamente aceptado como muerte cerebral, es considerado como muerte, el cual sigue subsistiendo como ley en California”, dijo el coautor del escrito amicus, Kevin Díaz, director nacional de defensa legal de Compassion & Choices.

“Esta definición y el estándar médico aceptado que la muerte cerebral constituye la muerte, es el resultado de años de investigación científica y de una consideración meticulosa y equilibrada por parte de la Legislatura de California, así también como de los redactores del código modelo en el que se basa la Ley de Determinación Uniforme de Muerte de California”, dijo la coautora del escrito amicus, Josephine Mason Petrick, asesora principal del grupo de práctica de apelaciones de Hanson Bridgett LLP, con sede en San Francisco.

“El desarrollo de tecnologías que pueden mantener artificialmente los latidos del corazón y la función respiratoria, tienen el potencial de “disfrazar” que la muerte ya ha ocurrido”, dijo el coautor del escrito amicus, Jon B. Eisenberg, Esq., De Healdsburg (Condado de Sonoma).


Top