TRIBUNAL DE APELACIONES DE CALIF. SUSPENDE LA DECISIÓN DE LA CORTE INFERIOR, REINSTALA LEY DE OPCIÓN DE FIN DE VIDA | Compassion & Choices

News

The latest from Compassion & Choices

TRIBUNAL DE APELACIONES DE CALIF. SUSPENDE LA DECISIÓN DE LA CORTE INFERIOR, REINSTALA LEY DE OPCIÓN DE FIN DE VIDA

(Riverside, Calif.) Un tribunal de apelaciones de California otorgó mociones de emergencia por parte de dos adultos que sufren de enfermedades terminales y un médico representados por Compassion & Choices a un “paro automático” para suspender de inmediato la sentencia de un tribunal inferior que invalida el End of Life Option Act o Ley de Opción de Fin de Vida. La corte de apelaciones también otorgó una moción del Procurador General Xavier Becerra a una “suspensión discrecional” del fallo por parte del tribunal inferior. Las resoluciones restablecen la ley, lo cual la hace efectiva de inmediato.

La ley de California, igual a las leyes de Washington, DC y otros seis estados, otorga a los adultos que sufren de una enfermedad terminal, que se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales, pero que tienen un pronóstico de vida de seis meses o menos, la opción de solicitar una receta médica la cual puedan ingerir para así poner fin al sufrimiento insoportable y morir pacíficamente mientras duermen.

El 15 de mayo, el juez Daniel Ottolia del Tribunal Superior del Condado de Riverside aceptó la moción de los demandantes en la demanda para invalidar la ley Opción de Fin de Vida por parte de Legal Life Defense Foundation, Academy of Medical Ethics y varios médicos. El juez Ottolia dictaminó que la legislatura violó la constitución estatal al pasar la ley durante una sesión especial que el Gobernador Brown proclamó la cual se limitaba a asuntos de atención médica, y a pesar que el Gobernador Brown firmó la medida como ley.

El Circuito de Apelaciones del 4to. Distrito otorgó la moción a Compassion & Choices a una orden de “paro inmediato” que restablece la ley en espera de una revisión posterior (vea el fallo en: http://bit.ly/CaLawStay.) La orden del tribunal de apelaciones concluyó:

“La solicitud a un paro inmediato es CONCEDIDO. La orden del tribunal de primera instancia del 21 de mayo de 2018 y la sentencia del 24 de mayo de 2018 PERMANECERÁN en espera de la determinación de la [apelación] “.

Kevin Díaz, director nacional de defensa legal de Compassion & Choices

“Esta suspensión es una gran victoria para muchos californianos que sufren de una enfermedad terminal y tienen un pronóstico de vida de seis meses o menos, ya que los tribunales podrían llevar años en resolver este caso”, dijo Kevin Díaz, director nacional de defensa legal de Compassion & Choices, cuya organización hermana, Compassion & Choices Action Network, lideró la campaña para aprobar la Ley de Opción de Fin de Vida. “Afortunadamente, este fallo resuelve el problema por el momento, pero sabemos que tenemos una larga lucha por delante antes de que prevalezca”.

“El tribunal de apelaciones tomó la decisión legalmente correcta restableciendo el status quo de la ley en vigor, antes de la decisión del tribunal inferior, hasta que los tribunales resuelvan este caso”, dijo John Kappos, socio del bufete de abogados O’Melveny que trabaja con Compassion & Choices, y ha presentado varias mociones en el caso. “En última instancia, estamos seguros que los tribunales decidirán que la ley es constitucional y válida”.

“Este fallo es un primer paso clave para corregir lo incorrecto”, dijo Jon B. Eisenberg, abogado de Healdsburg (condado de Sonoma), experto en derecho de apelaciones que trabaja con el equipo legal de Compassion & Choices. “Es una gran noticia para los californianos que sufren de enfermedades terminales que han estado en la cuerda floja legal durante las recientes semanas, una cuerda floja que podría haber durado mucho más sin la suspensión porque este caso podría durar meses o años y no hubieran tenido acceso a la ley durante este transcurso.”

En junio pasado, Compassion & Choices publicó un informe el cual calcula que 504 californianos han recibido recetas de ayuda médica para morir desde que entró en vigencia la ley el 9 de junio de 2016. En julio pasado, el Departamento de Salud Pública de California publicó un informe el cual muestra que 191 enfermos terminales recibieron medicamentos de ayuda médica para morir  por parte de 173 médicos durante el período de casi siete meses, desde el 9 de junio de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2016; 111 de esos individuos (58%) decidieron ingerir el medicamento por sí mismos.

Las encuestas muestran que el 76 por ciento de los californianos de todo el espectro político y demográfico respaldan la ayuda médica para morir. Este apoyo mayoritario incluye el 82 por ciento de los demócratas, el 79 por ciento de los independientes, el 67 por ciento de los republicanos, el 75 por ciento de los anglos, los latinos y los asiáticos americanos, y el 52 por ciento de los afroamericanos.

California es uno de los siete estados, junto a Colorado, Montana, Oregón, Vermont, Washington y Hawái, así como el Distrito de Columbia, que han autorizado la ayuda médica para morir. Colectivamente, estas ocho jurisdicciones representan casi uno de cada cinco estadounidenses (19%).

Fondo del Caso:

El 8 de junio de 2016 – un día anterior a  cuando la Ley de Opción de Fin de Vida entrará en vigor el 9 de junio de 2016 – Life Legal Defense Foundation, la Academia Estadounidense de Ética Médica y varios médicos presentaron una demanda contra el procurador general de California y el fiscal del condado de Riverside en el Tribunal Superior de Riverside buscando invalidar la ley. La demanda, Ahn vs. HestrinCaso RIC1607135, alega que la ley viola el debido proceso y garantías de protección igualitarias de las constituciones de los Estados Unidos y California porque no logra “hacer distinciones razonables” entre adultos con enfermedades terminales “y la gran mayoría de californianos no cubiertos por la Ley”. La demanda también afirma que la legislatura no tenía la autoridad constitucional estatal para aprobar la ley de atención médica durante una sesión especial limitada a la atención médica.

El 19 de julio de 2016, Compassion & Choices presentó un escrito amicus curiae (amigo del tribunal) para oponerse a una moción presentada por los demandantes a una orden judicial preliminar para suspender la Ley de Opción de Fin de Vida.

El 26 de agosto de 2016, el juez de la Corte Superior del Condado de Riverside, Daniel A. Ottolia, rechazó la medida cautelar preliminar para suspender la ley, pero permitió que la demanda avanzara.

El 16 de junio de 2017, el juez Ottolia dictaminó que la demanda pasaría a juicio para determinar los méritos del caso, pero la Ley de Opción de Fin de Vida permaneció vigente.

El 15 de mayo de 2018, el juez Ottolia otorgó la moción de los demandantes en el caso para invalidar la ley porque alegó que la legislatura violó la constitución del estado al aprobarla durante una sesión especial limitada a asuntos de atención médica. Dio al Fiscal General Xavier Becerra cinco días para apelar el fallo, y el procurador general lo hizo el 21 de mayo.

El 23 de mayo de 2018, el Circuito de Apelaciones del 4to Distrito negó una moción por separado por parte del procurador general para suspender el fallo, pero ordenó a los demandantes mostrar la razón por la cual el tribunal de apelaciones no debe anular el fallo en 25 días. A pesar de la negativa del tribunal de apelaciones a la suspensión, la decisión original del juez Ottolia no invalidó la ley porque aún no había emitido una sentencia que diera efecto a su decisión reflejada en su orden el 24 de mayo.

El 30 de mayo de 2018, el juez Ottolia rechazó una moción presentada por Compassion & Choices en nombre de un médico y dos enfermos terminales instando al juez a “anular” (es decir, cancelar) su fallo el 24 de mayo invalidando la Ley de Opción de Fin de la Vida. Sin embargo, programó una audiencia el 29 de junio para considerar una moción por separado de parte del Procurador General de California Xavier Becerra para anular la sentencia.


Top