Defensores Elogian a Legisladores de Colorado por Presentar Medida que Mejora Acceso de Pacientes que están Muriendo, a la Ley de Opciones para el Fin de Vida

Medida Eliminaría Obstáculos Innecesarios de Ayuda Médica para Morir a Residentes de Colorado con Enfermedades Terminales  
January 29, 2024

Defensores elogiaron a la vicepresidenta del Comité de  Salud y Servicios Humanos del Senado, Joann Ginal (Condado de Larimer) y al Representante  Kyle Brown (Condados de Boulder y Broomfield), por presentar el martes una nueva medida para mejorar el acceso de los pacientes que están muriendo, al 2016 End-of-Life Options Act.

La Ley de Opciones para el Fin de Vida de Colorado del 2016, permite a los adultos en pleno uso de sus facultades mentales, y con un pronóstico de seis meses de vida o menos, la opción de utilizar la ayuda médica para morir para terminar suavemente con su sufrimiento. La primera audiencia sobre la medida de ley está programada para el 29 de febrero, ante el Comité de Salud y Servicios Humanos del Senado.

”Sabemos por la experiencia en Colorado, así como en otros estados con leyes similares de ayuda médica para morir, que un porcentaje significativo de residentes con enfermedades terminales de dicho estado, no pueden tener acceso a la Ley de Opciones para el Fin de Vida porque algunas de sus disposiciones son obstáculos reglamentarios, en vez de ser salvaguardas”, dijo Gina Gentry, directora de campaña de Compassion & Choices en Colorado. “Agradecemos profundamente el liderazgo de la Senadora Ginal y del Representante Brown para mejorar el acceso a la ley, para que menos residentes de Colorado mueran con sufrimiento innecesario porque no pudieron tener acceso a la ayuda médica para morir”.

Después de evaluar cuidadosamente cómo está funcionando la ley actual en comparación con otros estados donde está autorizada la ayuda médica para morir, el SB24-068  permitiría que más pacientes que califican, tengan acceso a la ayuda médica para morir y al mismo tiempo protegería a las poblaciones médicamente vulnerables mediante las siguientes mejoras:

  • Permitir que los(a) Enfermeros(a) Autorizados(a) de Práctica Avanzada (EPA)  ejerzan dentro de su ámbito de trabajo y que prescriban recetas para obtener un medicamento de ayuda médica para morir a los pacientes que califican. La ley original del 2016 sólo permitía a los médicos recetar un medicamento de ayuda médica para morir.

  • Reducir el período de espera obligatorio entre las solicitudes verbales de ayuda médica para morir, de 15 días a 48 horas,.

  • Permitir a los proveedores médicos que prescriben la receta, renunciar al período de espera obligatorio de 48 horas, si es poco probable que el paciente pueda sobrevivir tanto tiempo y que cumple con todos los demás requisitos.

  • Eliminar el requisito estigmático de residencia para que los pacientes que califican puedan tener acceso a la ayuda médica para morir.

El período de espera mínimo obligatorio de 15 días que fue previsto originalmente como una salvaguarda para los pacientes que califican, puede convertirse en una barrera considerable para el acceso de las personas cuyas condiciones médicas avanzan rápidamente.

Según Katie Sue Van Valkenburg, coordinadora del programa de ayuda médica para morir en Denver Health, casi uno de cada cuatro de sus pacientes que calificaron y que estaban pasando por el proceso de ayuda médica para morir entre el 2018 y el 2022, murieron durante el período de espera mínimo de 15 días.

mike reagan

Mike Reagan

Mike Reagan, doula de la muerte de Boulder y fundador del  Peaceful Presence End-of-Life Services, puede hacer constar de las consecuencias devastadoras de un período de espera obligatorio que es innecesariamente largo. Uno de sus pacientes recientes, conocido como “Paul”,  fue diagnosticado con cáncer de páncreas en etapa IV y le dieron un pronóstico  de uno o dos meses de vida.

Aunque Paul estuvo al pendiente y oportunamente tomó todos los pasos necesarios para obtener su medicamento, “el período de espera fue tan largo que Paul no pudo hacer uso de la ley de Colorado y él murió esperando”, compartió Reagan. “La Ley de Opciones para el Fin de Vida de Colorado aporta muchos beneficios y sin embargo, aún hay margen para que sea mejorada. Reducir el período de espera a un tiempo mucho más corto es apropiado, compasivo y valioso. Quince días pueden ser demasiado largos para una persona que está muriendo con dolor y sufrimiento intenso y que tiene un tiempo muy limitado para hacer de su deseo, una realidad”.

“Sigo en contacto con la familia de Paul y ahora el deseo de su hija es que, en su memoria, se puedan hacer cambios a esta ley para mejorar el acceso”, añadió Reagan. “Si la historia de mi padre puede ayudar a otras personas para que eviten dolor, eso sería un gran regalo”.

Otro desafío importante para los(a) pacientes que califican, es identificar a proveedores médicos que estén dispuestos y autorizados para ayudarlos a iniciar el proceso para solicitar y obtener formalmente el medicamento de ayuda para morir. El Denver Post  reportó  en julio del 2023,  numerosos relatos en todo el estado sobre los tiempos de espera cada vez mayores para recibir cuidados médicos, algunos de varios meses hasta un año, debido a un flujo de médicos nuevos que “no han podido satisfacer las necesidades de una población que está envejeciendo, y que padece enfermedades crónicas”. Este problema se agrava en las zonas rurales de Colorado, donde una de cada cuatro personas indicó que no podía obtener los cuidados médicos que necesitaba.

Shelby Marcuse and her mother, Vyki Bishop

Shelby Marcuse and her mother Vyki Bishop

La defensora Shelby Marcuse, de Colorado Springs, se enfrentó en el 2023 a numerosos obstáculos para encontrar proveedores médicos que le permitieran a su madre, Vyki Bishop, el acceso a la ayuda médica para morir. Después de varios callejones sin salida, ellas finalmente pudieron conseguir una cita, pero fue en Denver, a una hora y media en carro de ida y vuelta. Este tiempo de viaje no era físicamente factible para su madre, quien estaba muy enferma por su cáncer y por su debilitante tratamiento de quimioterapia. Tener acceso a la ley es muy difícil para las personas que se encuentran en sus últimos seis meses o menos de vida y que usualmente están con dolor físico y limitaciones de movibilidad.

“Necesitamos desesperadamente más proveedores autorizados en Colorado. Eso podría significar un desafío menos para una persona que está muriendo”, dijo Marcuse.

Colorado es una de las 28 jurisdicciones que le otorgan autoridad a los(a) Enfermeros(a) Autorizados(a) de Práctica Avanzada ( (EPA)), para llevar a cabo de forma independiente, todas las prácticas médicas que son compatibles con su formación educativa médica y capacitación. Asimismo, para recetar todas las formas de medicamentos, incluyendo las sustancias controladas. Permitir que los Enfermeros(a) Autorizados(a) de Práctica Avanzada (EPA) participen como proveedores bajo la Ley de Opciones para el Fin de Vida, es consistente con su alcance de práctica médica y esto podría ayudar a abordar la disparidad crítica que existe en el acceso a los proveedores participantes, particularmente en las áreas rurales.

Colorado es uno de 10 estados (incluyendo a California, Hawái, Maine, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México, Oregón, Vermont y Washington), así como Washington, D.C., que tienen autorizada la ayuda médica para morir. En conjunto, estas 11 jurisdicciones representan más de uno de cada cinco residentes de los Estados Unidos (22%) y tienen décadas de experiencia combinada en el uso de esta opción de cuidados de salud para el fin de vida, empezando  con Oregón en 1997.

Compassion & Choices
Media Contacts

Sean Crowley
Media Relations Director
[email protected]

Patricia A. González-Portillo
National Latino Media Director
[email protected]
(323) 819 0310

Compassion & Choices
8156 S Wadsworth Blvd #E-162
Littleton, CO 80128

Mail contributions directly to:
Compassion & Choices Gift Processing Center
PO Box 485
Etna, NH 03750